Búsquedas

Estufas de pellet y leña: deducciones y factura térmica


Incentivos para calderas e estufas de pellet y leña: requisitos e información para acceder deducciones fiscales o alcuenta térmica. Qué instalación es más conveniente y cómo conseguirla.

Si estás pensando en sustituir la vieja caldera por una nueva de biomasa o simplemente en comprar estufas de pellet y leña, puedes contar con las deducciones fiscales previstas en la Ley de Estabilidad y en la Cuenta Térmica que pone a disposición la GSE. Veamos todos los detalles de inmediato.

Compra de caldera o estufa de pellet y leña:incentivos proporcionados por la cuenta térmica

La compra decalderas de biomasaestufas de pellet o leña, ya beneficiado de las deducciones fiscales previstas por la ley de estabilidad de 2016 y confirmado (con algunas modificaciones) por la ley de estabilidad de 2017. A partir del 31 de mayo de 2016, quienes elijan lacalefacción de biomasapuede aprovechar un incentivo adicional: elcuenta térmica.

¿Son acumulativas las deducciones fiscales y la cuenta térmica?

Las dos medidas (deducciones fiscales y cuenta térmica) no son acumulables y para los inteligentes que aún quieran probar, en el momento de la compra, se debe indicar en el motivo de la transferencia el tipo de incentivo a acceder.

Compra estufa de pellets con cuenta térmica

La nueva cuenta térmica 2016, vigente a lo largo de 2017, reembolsa parte del gasto incurrido por la compra deestufas de pellet y leña: el cálculo de la cantidad analiza varios parámetros, incluida la zona climática de residencia.

loscuenta térmicapor la compra deestufas de pellet y leña, se proporciona en forma detransferencia directacon un pago a la cuenta corriente de la persona que realizó la compra deestufas y calderas de biomasa. Si el incentivo no supera los 5.000 € se abonará en una única cuota, en caso contrario el pago se realizará en cuotas anuales hasta un máximo de cinco años.

El cálculo de la contribución económica prevista por lanueva cuenta térmicase realiza de acuerdo con:

  • de la potencia nominal de la estufa o caldera elegida.
  • De las emisiones de polvo a la atmósfera liberadas por el dispositivo elegido.
  • Horas de funcionamiento calculadas en promedio en función de la Provincia y Municipio donde se instalará el producto (zona climática a la que pertenece).

Requisitos: el incentivo se puede obtener para la sustitución de los sistemas de aire acondicionado de invierno porcalderas de biomasa(estufas de pellet y leña) con potencia térmica hasta 2.000 kWt. En el caso de que la potencia del sistema sea inferior a 35 kW, el incentivo económico se abonará en dos cuotas mientras que si la potencia supera los 35 kW (sin superar los 2.000), el incentivo se abonará en cinco cuotas.

Compra estufa de leña y pellet:deducción fiscal al 65%

La deducción del 65% se aplica independientemente de la potencia nominal del aparato o de la zona climática a la que pertenece. La deducción del IRPF se puede obtener si la compra de unsistema de calefacción de biomasase lleva a cabo al mismo tiempo que las obras de rehabilitación del edificio que se llevan a cabo para mejorar la eficiencia energética del edificio. El valor máximo de la deducción es de 30.000 euros.

Compra estufa de leña y pellet:deducción fiscal al 50%

En cuanto al reemplazo de la caldera con la compra de sistemas o aparatos de mayor rendimiento, un biomasacomoestufas de pellet o leña, ya se ha dicho mucho en el artículo dedicado al bono móvil “Bonificación de mobiliario por sustitución de caldera”.

Compra estufa de leña y pellet:deducción fiscal al 36%

A partir del 1 de enero de 2017, las deducciones fiscales previstas por la Ley de Estabilidad deberían disminuir progresivamente. La deducción debe bajar al 36% tanto en el caso de un bono ecológico (por lo tanto, una renovación para mejorar la eficiencia del edificio) y en el caso de un bono de renovación.

Compra de caldera o estufa de pellet y leña:¿Es más conveniente la cuenta térmica o la deducción fiscal?

Especificamos que: todos pueden acceder a la Cuenta Térmica siempre que reemplacen un sistema de calefacción antiguo. Por el contrario, eldeducciones fiscalessolo están disponibles en sujetos sujetos al impuesto sobre la renta de las personas físicas, IRES o IRAP.

El acceso a las deducciones fiscales al 50% también puede tener lugar solo en caso de sustitución de la caldera vieja, por lo que no es necesario realizar una reestructuración porque la Agencia Tributaria ha aclarado que la sustitución de la caldera se ve como un mantenimiento extraordinario y por tanto, es posible aprovechar el beneficio.

El cálculo de la cuenta térmica tiene en cuenta varias variables pero, enno hay caso, el monto del reembolso puede exceder el 65%, mientras que en el caso de un bono ecológico, el 65% es el límite estándar de rendimiento económico en forma de desgravación fiscal.

Puede que te interese elTirolés Stube


Vídeo: Estufas hibridas leña y pellets (Octubre 2021).