Búsquedas

Con Paolo Amerio llega "La bella estate" pero defendiéndose de los rayos UV


Ármate con TOTAL BLOCK, contra UVA pero también UVB, haciéndote una dosis equilibrada de horas diarias con la piel expuesta al sol, sin exagerar con fines de semana enteros en la montaña, o detenerte en las horas centrales del día, especialmente peligroso en Mayo y junio. Pero sin exagerar ni al revés, escondiéndonos de los rayos que nos permiten producir la preciada vitamina D.

Paolo Amerio, jefe del Departamento de Dermatología y Venereología de la Universidad de Chieti-Pescara, habla con mucha anticipación sobre los riesgos y remedios para la radiación ultravioleta mientras prepara un sitio web dedicado a sus estudiantes.

1) ¿Se encuentran las radiaciones ultravioleta entre los principales factores de riesgo para la aparición de cánceres de piel?

LA tumores de piel representan más del 50% de todos los cánceres humanos. Que radiación ultravioleta (UV) representan el principal agente capaz de inducir estos tumores ha sido reconocido durante más de 50 años. La radiación ultravioleta debe estar asociada con otras afecciones para representar un riesgo real de cáncer. Los factores concomitantes más importantes son: piel clara, ojos claros, cabello rubio o pelirrojo, fototipo, familiaridad con los cánceres de piel, quemaduras frecuentes en la edad preadolescente. La radiación ultravioleta induce directamente el daño del ADN y aumenta la cantidad de radicales libres que a su vez causan aún más daño al interactuar con proteínas y membranas celulares. El riesgo de desarrollar cánceres de piel (melanoma y epitelioma) viene dado tanto por la radiación ultravioleta natural (sol) como por la exposición a fuentes artificiales de radiación ultravioleta como hamacas cuyo uso, especialmente en menores de 35 años, duplica el riesgo de desarrollar melanoma.

El modo de exposición al sol también es importante. La exposición solar aguda e intermitente está más estrechamente relacionada con el desarrollo de melanomas, mientras que la exposición continua está más estrechamente relacionada con el desarrollo de epiteliomas.

Las cambiantes condiciones de exposición a la radiación ultravioleta de la población han hecho que el melanoma sea mucho más frecuente que hace unos años: para los sujetos de piel clara el riesgo hoy es de 1/65, a mediados del siglo pasado era de 1/5000.

En Italia, la AIRTUM (Red italiana de registros de cáncer) calculó una incidencia de 12,5 casos de melanoma cutáneo por 100.000 en hombres y 13,1 por 100.000 en mujeres. La frecuencia del melanoma disminuye a medida que se traslada a las regiones del sur. Sin embargo, hay regiones del sur como Abruzzo donde la incidencia de melanoma es muy alta (14 de cada 100.000) (según lo informado por el International Journal of Dermatology).

2) ¿Qué grado de conciencia hay en la ciudadanía?

Sensibilizar a la población al conocimiento del riesgo asociado a la radiación solar y las fuentes artificiales de UV, especialmente en niños y adolescentes, es fundamental para reducir el desarrollo de estos tumores. El grado de sensibilización es directamente proporcional al desarrollo de campañas de sensibilización que han dado excelentes resultados en países con una alta incidencia de tumores epiteliales y melanomas como Australia o Canadá. La gravedad de la situación en estos países también ha llevado a la limitación legislativa del desarrollo de centros de bronceado. ¡En Australia incluso hay proyectos de ley para abolir por completo los salones de bronceado a partir de 2014!

En Italia, la concienciación está ciertamente menos organizada. Varias asociaciones de dermatólogos como SIDEMAST, ADOI y AIDA han organizado diversas iniciativas de sensibilización desde el año 2000 (Día del Melanoma, Día del Euromelanoma y día de la prevención del cáncer) pero lamentablemente son días únicos al año. Otras iniciativas son de carácter regional o local y, por tanto, muy poco distribuidas de manera uniforme en todo el territorio nacional.

Un estudio nuestro reciente ha demostrado que, aunque el melanoma es un problema de salud bastante conocido (más del 80% de los encuestados ha oído hablar de él), menos de 1/3 de las personas sabe exactamente cuáles son los factores de riesgo para su desarrollo. La mayoría de la gente obtiene información de la televisión (40%) mientras que sólo el 15% ha leído alguna noticia en revistas o periódicos. De ahí la necesidad de ofrecer información más completa a la población incluso con el uso de medios de información modernos como los sitios web.

3) ¿Qué creaste y por qué?

La necesidad de ofrecer información a los pacientes y a la población en general nos ha llevado a crear un sitio, denominado "Previde", que puede ser un punto de referencia para la información médica en dermatología con especial atención a las cuestiones relacionadas con la exposición solar en género y las radiaciones UV.

El sitio contendrá información que los usuarios pueden utilizar fácilmente sobre los principales mecanismos del daño solar y la radiación ultravioleta. En el sitio será posible calcular su fototipo y visualizar, gracias a la colaboración con “Virgilio Meteo”, la cantidad de radiación solar presente en el área geográfica de interés en un momento dado. Esta información permitirá a los usuarios elegir el protector solar o la ropa más adecuada para el día, y el tiempo máximo de exposición antes de sufrir erupciones y quemaduras. Además, en el sitio, los médicos registrados podrán acceder a un servicio de teledermatología en línea realizado por el personal de la Clínica Dermatológica Chieti para acceder a servicios especializados como dermatoscopias, mapas topográficos, extirpación de lesiones precancerosas o tumorales.

4) ¿Cómo nos daña la radiación ultravioleta? ¿Cómo mantenerlos a raya?

Inducen daño en la piel tanto directamente a través de mutaciones del ADN como indirectamente a través del desarrollo de radicales libres. Ambos mecanismos inducen un estado de menor actividad del sistema inmunológico en la piel, favoreciendo el desarrollo de tumores cutáneos. La acción directa de la radiación ultravioleta sobre el ADN se produce con la formación de anillos de pirimidina que distorsionan su estructura -prerrogativa exclusiva de la radiación ultravioleta- tales mutaciones no permiten la replicación normal de las células que se vuelven cancerosas. El segundo mecanismo de acción implica el desarrollo de radicales libres que interactúan con las proteínas y membranas celulares, alterando la vida fisiológica normal de las células de la piel.

Debe evitar exponerse demasiado, especialmente en junio-julio y en las horas centrales del día, o de forma ocasional e intensa como fines de semana enteros, en la montaña. Además, el uso de protectores solares, TOTAL BLOCK, tanto para UVA como para UVB, puede reducir el riesgo de desarrollar cánceres de piel en un 70%, pero deben aplicarse cada 2 horas ya que se degradan lo suficientemente rápido y pierden su capacidad protectora.

Sin embargo, las radiaciones ultravioleta no se deben evitar por completo: permiten la producción de vitamina D en la piel, una vitamina muy importante para el correcto desarrollo del sistema inmunológico y de los huesos de nuestro organismo.

5) ¿Qué zonas del país se ven más afectadas y cuándo?

En Italia, la mayor incidencia de cánceres de piel se registra en las regiones del norte. La variabilidad podría justificarse, además del tipo de piel y la cantidad de irradiación, a una diferencia genética de las distintas poblaciones regionales. Las zonas más irradiadas son las montañosas (la cantidad de radiación ultravioleta aumenta con la altitud). La mayor irradiación presente en las regiones del sur de Italia se ve contrarrestada por el tipo de piel de las poblaciones que allí residen, con piel generalmente más oscura y, por tanto, en cierto sentido, más protegidas de los efectos nocivos de la radiación solar.

6) ¿Qué consecuencias para la salud?

La radiación ultravioleta se ha relacionado estrechamente con el desarrollo de cánceres de piel, tanto melanoma como cánceres epiteliales. Aunque estos últimos representan el 90% de los cánceres de piel, en general son menos agresivos. El melanoma, por otro lado, representa solo el 5% de los cánceres de piel, pero es responsable de más del 90% de las muertes por cáncer de piel.

Es por ello que la prevención primaria y secundaria, junto con el diagnóstico precoz, representan los objetivos a perseguir por parte del dermatólogo y del médico de cabecera.

7) ¿A quién contactar si nota lesiones sospechosas?

El médico de cabecera es el protagonista de la gestión de la salud de los ciudadanos y, por tanto, está a la vanguardia de la implementación de la prevención primaria y secundaria de los efectos nocivos de las radiaciones UV. El dermatólogo representa el principal punto de referencia para el diagnóstico y la terapia de las lesiones de cáncer de piel y es el profesional más adecuado para establecer la naturaleza de las lesiones cutáneas inducidas por la radiación UV.

Entrevista porMarta Abbà

También te puede interesar el artículo: "Vitamina D: ¿para que sirve?


Vídeo: Los rayos UV del sol inactivan el virus del COVID? Primera Edición (Octubre 2021).