Dietas

Los secretos de cocinar en agua


¿Cuánta agua pongo? ¿Frío o caliente? ¿Con tapa o sin tapa? Saber esto es importante para una dieta correcta porque en el cocinar en agua el líquido tiene la función de transmitir calor y distribuir los diferentes aromas utilizados en la preparación de la comida (sal, racimo aromático, limón, etc.). La cantidad de agua de cocción, el temperatura inicial y si el cubrir en la olla, que dependen de la comida que se esté preparando, afectan la dispersión de nutrientes y la calidad del resultado. Así que aquí hay algunos consejos sobre la forma correcta de cocinar en agua los diferentes alimentos.

Verduras, verduras y frutas. Use la cantidad mínima de agua hirviendo y cubra. El agua hirviendo carece de aire y la tapa protege un poco del aire circundante, limitando así la pérdida de nutrientes por oxidación. En una pequeña cantidad de agua la cocción es más rápida y se evitan las pérdidas por disolución y oxidación. Estas pérdidas son obviamente cuanto mayores son los tiempos de cocción.

En la medida de lo posible, evite cortar verduras y verduras antes de cocinar: los cortes aumentan la superficie de contacto con el agua y, en consecuencia, la pérdida de principios nutricionales. Cuidado con los tiempos de cocción: una verdura o verdura ligeramente consistente es más sabrosa y contiene un poco más Vitamina C de los recocidos. Es interesante saber que para una verdura o verdura bien cocida, la pérdida de vitamina C es aproximadamente del 50% pero puede superar el 80% si se descuida o se prolonga la cocción.

Verduras secas. Después de remojarlas durante unas horas, cocínelas en abundante agua fría sin sal para evitar que se endurezcan, con o sin tapa.

Pasta criolla y arroz (hervido). Cocínelos en abundante agua hirviendo (2,5 litros por 250 gramos) sin tapa. Pequeñas cantidades de proteína se coagulan, dejando la pasta y el arroz relativamente al dente. El exceso de agua evita la formación de una masa pegajosa. Un secreto: hierve la pasta la mitad del tiempo de cocción previsto y luego déjala en agua con el fuego apagado hasta que termine: el agua de cocción quedará transparente porque la pasta (perfectamente al dente) habrá retenido los almidones. También ahorrará gasolina.

Pescado hervido y sopas de pescado. Use un mínimo de agua hirviendo aromatizada con verduras y hierbas. Cubra con la tapa para una cocción más rápida. En agua hirviendo, las proteínas se coagulan rápidamente y consecuentemente, si el pescado se filetea, se encoge, si está entero tiende a desintegrarse en el agua de cocción.

Carne para carne hervida. Use una cantidad mediana de agua muy caliente que hierva lentamente. Las proteínas se coagulan lo suficientemente temprano para evitar que las sustancias aromáticas pasen al caldo, pero lo suficientemente lento para permitir que la carne absorba los aromas agregados al agua de cocción. Si cocina pollo entero, es preferible quitarle la piel que está muy aceitosa.

Carne para el caldo. Prepáralas en abundante agua fría: las proteínas se coagulan lentamente y la carne dejará pasar por el agua las sustancias que darán sabor al caldo. Pero sepa que la carne no estará muy sabrosa.

Créditos de las fotos: cookaround.com



Vídeo: Los secretos de la cocina italiana para una perfecta pasta al pomodoro (Diciembre 2021).