Coche

Convierte tu coche a GLP o GNC


Si no queremos o no podemos comprar un coche nuevo, también se puede plantear una solución más ecológica y económica, como la GLP o metano. ¿Ha pensado alguna vez en instalar un Sistema de GLP o metano? Sin duda, se trata de una alternativa más económica y más ecológica a la compra de un coche nuevo. Solo necesita evaluar cuidadosamente los pros y los contras y tomar la decisión que mejor se adapte a sus necesidades.

La instalación de un sistema de GLP o metano es especialmente conveniente si hay planes de incentivos activos en su ciudad.

Conversión automática a GLP
Casi cualquier coche de gasolina puede convertido a gas LPG. En el maletero se instala un sistema especial cuyos costes varían según el modelo. Los sistemas de GLP pueden ser de 4 tipos: mezclador (motores no catalizados), control de carburación (Euro1, Euro2), inyección de gas (Euro 2, Euro 3) e inyección secuencial (Euro 2, Euro3, Euro 4) .
Los costes van desde los 800/900 euros para un sistema mezclador hasta los 1800/2000 euros para un sistema de inyección secuencial al que se suman unos 150 euros para las pruebas finales.

¿Cuales son los beneficios?
Tendrá un gran ahorro económico de aproximadamente un 50-60% menos que la gasolina. La autonomía está garantizada por las numerosas estaciones de servicio de la zona. Incluso la conveniencia de tener una caja de cambios manual que se puede controlar desde la cabina no debe subestimarse: es posible cambiar rápidamente de una fuente de alimentación a otra si es necesario. Finalmente, los coches de GLP circulan en casi todos los municipios, incluso en zonas de tráfico limitado o en días bloque.

Conversión de automóviles a metano
Los sistemas son los mismos que para el GLP pero los costes cambian: un sistema mezclador cuesta unos 1500 euros, 1800 euros para el control de carburación y 2500 para inyección gaseosa. los costos de prueba y puesta a punto son los mismos que para el GLP.

Las ventajas
Como el GLP El metano también tiene importantes ventajas desde el punto de vista económico: 1 kg de gas metano cuesta aproximadamente 0,10 céntimos de euro, mientras que 1 litro de gasolina sin plomo 1,8. Aquí, también, el automóvil de gasolina se puede convertir fácilmente a gas instalando un sistema en un taller autorizado. La pérdida de potencia que caracterizaba a los sistemas de la antigua generación es ahora prácticamente inexistente, especialmente en los coches de gasolina de nuevo concepto. En ambos casos, sin embargo, un cuidadoso mantenimiento y unas condiciones óptimas del coche son los requisitos básicos para afrontar cualquier tipo de conversión. La única gran desventaja es el tamaño del cilindro en el maletero. Otro punto delicado, el sistema de gas sigue contaminando.



Vídeo: funcionamiento del motor con gas natural GNV (Octubre 2021).