El ahorro de energía

En Italia, los incentivos están dirigidos a la extra-fotovoltaica


Italia apunta a renovable y lo hace a 360 °, no solo fotovoltaica y eólica, sino también hidroeléctrica, geotérmica, biogás y biomasa. Así es como Italia quiere superar los estándares establecidos por la UE para energías renovables: los incentivos solares se reducen a la mitad, pero se duplican los previstos para las renovables no fotovoltaicas. Hay poca transparencia para las asociaciones.

Según la UE, para 2020, las necesidades de electricidad de la nación deberían satisfacerse en un 26% a partir de fuentes renovables, Italia apunta alto y apunta a lograr un porcentaje de producción de electricidad "verde" 35%. Para el nuevo plan del gobierno italiano, el energías renovables, para 2020 deberían cubrir el 35% de la producción total de electricidad. El gobierno apunta a un crecimiento en renovable más equilibrado para estabilizar la incidencia de incentivos en la factura de la luz. En la práctica, ¿se puede lograr este resultado?

Según lo dicho por los ministros (Corrado Passero de desarrollo económico, Corrado Clini de Medio Ambiente y Mario Catania de Agricultura), este resultado podría lograrse aprovechando los nuevos incentivos para la energía fotovoltaica y extra fotovoltaica.

No solo paneles solares pero existen incentivos para energías limpias menos explotadas como biomasa, biogás, geotermia y finalmente para sistemas de energía hidroeléctrica y parques eólicos.

En Italia, no se deben subestimar las agroenergías que podrían producir por sí solas energia limpia por un valor de 15.800 millones de euros anuales. Precisamente a partir del 1 de enero de 2013 entrarán en vigor las disposiciones sobre renovables no fotovoltaicas (biomasa, biogás, eólica…). El gasto en incentivos aumentará de los actuales 3.500 millones a 5.500 millones al año y luego se estabilizará para 2020.

Estas son solo cifras previstas por el decreto, pero podría haber otras implicaciones como ya ha sucedido con la energía solar: la incentivos para la energía fotovoltaica el año que viene sólo aumentarán en tres mil millones de euros, la legislación actual había previsto el doble. Está claro que las estimaciones podrían diferir mucho de la realidad. Para el renovable Se puede acceder a incentivos extrasolares a través de subastas inversas, en cumplimiento de los estándares cuantitativos predeterminados de potencia anual. Las estructuras no fotovoltaicas que producirán una potencia entre 50 Kw y 5Mw podrán acceder a las tarifas registrándose en los registros de la GSE; Las plantas que producirán una potencia inferior a 50 kW, podrán acceder a los incentivos solo después de entrar en operación.

Según grupos y asociaciones, el gobierno ha utilizado el método equivocado. Primero que nada fue elAce Energie Future para impugnar el camino seguido por el gobierno. Según algunos, hay poca transparencia y poco respeto por las normas europeas sobre energías renovables y cambio climático. Así es como Massimo Sapienza, presidente de Ace Energie Future:

"El método es obviamente incorrecto: es un decreto hecho 'solo' sin compartir jamás el texto con las asociaciones renovables que lo han solicitado reiteradamente. Un sistema que no puede funcionar. El único operador que parece estar involucrado en el proceso de toma de decisiones, según innegables informes de prensa, sería Enel, de cuyos ordenadores parecen haber pasado algunos de los borradores en circulación hasta el momento ".



Vídeo: Instalación Fotovoltaica Kit Vivienda Permanente Andalucía (Octubre 2021).